Eastern
bebe

Blog Dulce Bebé

Nuestro pequeño mundo

Ambiente cromático

Por Valentina / Abril 2017 / Decoración paredes

Es bueno preparar un ambiente personal en su habitación ya que entre sus horas de sueño el bebé va asimilando todo lo que tiene alrededor, lo que ve lo que oye y lo que puede tocar.

Para tener un ambiente cálido , amable y acogedor mejor pintar la habitación con un color suave y que sea claro o una mezcla de colores que tiendan a serlo.
puede comenzarse con un color base y se sigue trabajando sobre el, bien combinando con algún otro tono buscando el equilibrio, por ejemplo el gris y el rosa. Los colores claros son aconsejables sobre todo si la habitación es pequeña.
Hay colores más fríos pero no por ello dejan de ser relajantes como son el malva, azul y el verde. Y si la habitación es grande y luminosa pueden usarse amarillos o naranja suave, éste último si además es una estancia fría, ya que aportan luz y rebajan la sensación de frescor.

Muebles y disposición

PorValentina / Abril 2017 /

Lo ideal es que la habitación reciba luz natural y pueda ventilarse bien.
La posición de los muebles también es importante, no necesitan demasiados elementos, la cuna mejor que lleve el cabecero hacia una pared sólida, nunca debajo de una ventana, o con los pies del niño hacia la puerta, estos son consejos de como colocar una cuna según el feng-shui infantil, y los demás muebles del modo más práctico para los papás.

Tampoco conviene llenar de juguetes la habitación ni en las estanterías ni por el suelo, peluches, adornos, evitar lo que lleve o sean piezas pequeñas, etc, que además hay que ir cambiando según la edad del bebé.
Cuando va creciendo se construye otra zona "blanda" con alfombra y cojines, u otros materiales diferentes, para evitar suelos duros donde jugar sin peligros.
Como no tiene que ser sólo cómodo para el, puedes poner un sillón para darle de comer o contarle un cuento.
En cuanto a la luz sin duda poner leds, tanto en el techo como alguna lámpara para cambiar la intensidad según la hora o la necesidad. Hay una gama de tonos para elegir, la luz blanca y fría y distintos tonos cálidos, hasta pequeñas bombillas de apenas consumo por si hay que entrar por la noche.

Mobiliario infantil

Por Valentina / Abril 2017 / Preparando la llegada

Preparar la habitación con tiempo, cuándo empezar?
Quién mejor que las propias madres para sugerir cuándo comenzar a preparar la habitación del bebé, a partir del quinto mes de embarazo, ya sabes si es niño o niña, ya se ha pasado los nervios del embarazo y se disfruta de este estado junto con el papá y el resto de la familia, es el tiempo de elegir muebles y enseres, color y distribución de la habitación del bebé que está en camino.

Entre el quinto y séptimo mes de embarazo es buena fecha para que los felices padres comiencen las compras y vamos a ayudarte a disfrutar de este proceso que sin duda es muy creativo, podemos comenzar por la cuna, con seguridad y protección, con colchón firme y la ropa de algodón. Un moisés estable y resistente. El cochecito donde el bebé esté bien sujeto, mirar el tamaño que entre bien por las puertas, ligero y fácil de manejar y el que mejor se adapte a la ciudad donde vivas a sus calles y empedrados. El cambiador con la altura adecuada a los padres para evitar malas posturas, si tiene cajones se aprovecha espacio. Hoy en día hay diferentes modelos de bañera, las hay que forman parte de otros muebles como en el cambiador o son independientes, deben ser seguras y que no se muevan. Cunas de viaje, hamacas, chupetes, baberos, neceser etc etc hay cantidad de artículos algunos imprescindibles, otros pueden esperar a que el bebé tenga algunos meses.

Fomentar vínculos y estímulos

PorValentina / Abril 2017 / Estimulación

El recién nacido establece una comunicación profunda con sus padres, y algo básico para ellos es transmitirle la seguridad que necesita, confianza atendiendo sus peticiones las veces que sea necesario, puede tener hambre, estar nervioso simplemente o manchado.

El baño es un gran momento, les relaja, les estimula y divierte hay que aprovecharlo para establecer en ese rato juegos visuales, hablarles, jugar con la esponja y el agua.

Los padres deberían acostumbrarse a tener ratos para fomentar sus capacidades cognitivas y afectivas con juegos, además del baño, como cantarles al menos en un susurro, contarles cuentos, mover sus extremidades como un ejercicio de gimnasia, todo ello para estimularlos para el aprendizaje y además se crean lazos de apego con los padres y se va favoreciendo su propia autonomía por ejemplo en el juego se comienza a fomentar su capacidad resolutiva, le acercamos algo y dejamos que sea el bebé el que se "esfuerce" para cogerlo.